El valle de los Ingenios

Si a mediados del siglo XIX Trinidad se había convertido en una de las ciudades de mayor florecimiento económico y socio – cultural de Cuba, ello se debió al sorprendente desarrollo de la industria azucarera en un enorme y bien delimitado territorio, que hoy conocemos como El Valle de los Ingenios.

Esta región se encuentra al este y noroeste de la ciudad y comprende un conjunto de accidentes geográficos diversos como son los valles de Santa Rosa, de San Luis, del Alabama y la depresión de Méyer, y está enmarcada por la serranía de Aracas, la llanura costera sur y la franja del litoral.

Desplazarse por la carretera que conduce a Sancti Spíritus es disfrutar de un panorama único. Entre los sitios de mayor interés paisajístico están los miradores naturales de la Loma del Puerto y el Cerro de la Vigía.

El Valle de los Ingenios también atesora un conjunto de monumentos arquitectónicos y arqueológicos, vestigios de la presencia de nuestros antepasados y testigos del boom económico que tuvo lugar en estos parajes hace casi dos siglos, razones por las que fue declarado en 1988 Patrimonio de la Humanidad.

Los 65 sitios localizados en esta región conservan restos constructivos de fábricas, elementos de maquinaria industrial y diversos objetos que nos hablan de la naturaleza de las relaciones de producción y de las características del hábitat del hombre que allí nos antecedió.

Entre los exponentes conservados de mayor riqueza están las casas – hacienda de los ingenios Manaca – Iznaga, Buenavista, Delicias, Guáimaro y Magua, ejemplos de la sobreimposición de los códigos de la arquitectura neoclásica sobre la estructura espacial típica de la casa – plantación de la colonia española; las torres – campanarios de San Isidro y de Manaca – Iznaga, símbolos de poder clasista con aspiraciones de perpetuidad; las obras hidráulicas de los ingenios de San Isidro y Santa Elena, impresionantes muros y artesas de piedra labrada, concebidos para solucionar la canalización y el drenaje de terrenos bajos y de alta salinidad; el asentamiento rural de arquitectura vernácula de San Pedro, fundado en el siglo XVIII por negros libertos y pequeños colonos y el caserío que fue albergue de las dotaciones de esclavos, formado por pequeños ranchos de mampostería y tejas, que aún se conserva en Manaca – Iznaga.

En la actualidad se desarrolla un plan de conservación en este territorio que ha puesto al servicio de los visitantes la torre – campanario y la casa – vivienda del sitio de Guachinango, a veinte kilómetros por la vía que conduce a Condado.

Hoy el Valle de los Ingenios puede considerarse como un sistema eco – cultural donde interactúan monumentos, naturaleza y sociedad, por lo cual constituye un objetivo de alto valor turístico.

Idioma

Spanish English French German Norwegian Turkish

Trip Advisor

Visitas


Precio

A partir de 30.00 cuc por noche...

Booking


[ BOOK NOW ]

Contactos

    calle Aguacate No. 172
    43titi@gmail.com
    +53 41 993551
    +53 53530882

Prof. Ing. Gonzalo Alfredo López Turiño | galopezturinno@gmail.com

Copyright © 2015. All Rights Reserved.